• PAPA FRANCISCO: SEAN MISIONEROS Y NO “PELUQUEROS ESPIRITUALES”


    "Vivir de tal manera que otros tengan ganas de vivir".
  • TESTIMONIO DEL PADRE LONGINOS LÓPEZ: INDIFERENCIA Y RUTINA


    "Sin vosotros, mucho de lo que hacemos por aquí, sería casi imposibles de llevar adelante".
  • LA ARCHIDIÓCESIS DE TOLEDO CELEBRA “CON LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO” LA JORNADA MUNDIAL DE LAS MISIONES


    “Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría”
  • #YoSoyDomund en la Archidiócesis de Toledo


    Comparte tu fotografía con la Delegación de Misiones
  • CHRISTOPHER HARTLEY, NUEVA CARTA DESDE EL DESIERTO


    “Ese atardecer que perfora la mirada”

viernes, 31 de octubre de 2014

Papa Francisco: Sean misioneros y no “peluqueros espirituales”


Una Iglesia que no sale en misión está enferma, la gente necesita testimonios creíbles, preguntarse por qué somos cristianos, señaló el Papa Francisco en su encuentro con el Movimiento Schoenstatt donde llamó a no dedicarse “al grupito” o peinar ovejas, sino ser misioneros y sostenerse con el rezo del Rosario a María.

Una Iglesia que no sale es una Iglesia ‘de exquisitos’. Un movimiento eclesial que no sale en misión, es un movimiento ‘de exquisitos’. Y a lo más, en vez de ir a buscar ovejas para traer, o ayudar o dar testimonio, se dedican al grupito, a peinar ovejas. ¿No? Son peluqueros espirituales. ¿No? Eso no va”, indicó el Pontífice en la audiencia que concedió en el Aula Pablo VI por los cien años de Schoenstatt y donde abordó también María como educadora, la importancia de la familia y el matrimonio, la sociedad de hoy, y la Iglesia.

A continuación las palabras del Papa gracias a Radio Vaticana:

Testimonio, Misión, Oración

“Parto de una frase de Papa Benedicto XVI. La Iglesia no crece por proselitismo sino por atracción… La atracción la da el testimonio. Consejo primero: testimonio. O sea, vivir de tal manera que otros tengan ganas de vivir. Como nosotros. Testimonio. No hay otro. No hay otro.

Vivir de tal manera que otros se interesen en preguntar ¿por qué? El testimonio. El camino del testimonio. Que de eso no hay nada que lo supla. Testimonio en todo. Nosotros no somos salvadores de nadie. Somos transmisores de alguien que nos salvó a todos. Y eso solamente lo podemos transmitir si asumimos en nuestra vida en nuestra carne, en nuestra historia, la vida de ese alguien que se llama Jesús. O sea testimonio. Testimonio.

Y esto no sólo en las obras de caridad. Por supuesto hay que hacerlas porque el protocolo con el cual nos van a juzgar a todos está en Mateo 25 ¿no es cierto? Bueno entonces sí, testimonio en las obras de caridad, etc. ¿No? En el trabajo de promoción, de educación, de hacer cosas por los demás.

No sólo eso, no. Sino testimonio de vida. ¿Cómo vivo yo? ¿Tengo doble vida? Es decir ¿me proclamo cristiano y vivo como pagano? La mundanidad espiritual, el espíritu del mundo que Jesús condena tanto. Basta leer el Evangelio de Juan, cómo es repetitivo en eso.

¿Yo lo comparto más o menos con mi fe cristiana? ¿Mitad y mitad? El testimonio te tiene que agarrar todo, ¿no? Es una opción de vida. O sea, perdón, yo testimonio porque esa es la consecuencia de una opción de vida. Así es que eso es el primer paso. Sin testimonio no podés ayudar a ningún joven ni a ningún viejo. ¡A nadie! Y, evidentemente que todos flaqueamos, que todos somos débiles, que todos tenemos problemas y no siempre damos un buen testimonio. Pero la capacidad de humillarnos dentro, la capacidad de pedir perdón cuando nuestro testimonio no es el que debe ser.

Y un testimonio que también tenga dentro la capacidad de movernos, de hacernos salir, de ir en misión, que no es ir a hacer proselitismo. Es ir a ayudar, a compartir, y que vean cómo lo hacemos y qué hacemos.

Yo me repito mucho en esto. Una Iglesia que no sale es una Iglesia ‘de exquisitos’. Un movimiento eclesial que no sale en misión, es un movimiento ‘de exquisitos’. Y a lo más, en vez de ir a buscar ovejas para traer, o ayudar o dar testimonio, se dedican al grupito, a peinar ovejas. ¿No? Son peluqueros espirituales. ¿No? Eso no va.

O sea salir, salir de nosotros mismos. Una Iglesia o un movimiento, una comunidad cerrada se enferma. Tiene todas las enfermedades de la cerrazón. Un movimiento, una Iglesia, una comunidad que sale se equivoca, se equivoca. Pero es tan lindo pedir perdón cuando uno se equivoca. Así que no tengan miedo. Salir en misión. Salir en camino. Somos caminantes. Pero cuidado, santa Teresa lo avisaba, por ahí en el camino, nos gusta un lindo lugar y nos quedamos ahí, ¿no? Nos olvidamos que tenemos que seguir para allá. No quedarnos. Descansar sí, pero después seguir caminando y caminantes, no errantes. Porque se sale para dar algo. Se dale en misión. Pero no se sale para dar vueltas sobre uno mismo, ¿no?, dentro de un laberinto que ni nosotros mismos podemos comprender. Caminantes y no errantes.

Y ahí sí, con la misión, la oración. Nadie puede decir ‘Jesucristo es el Señor’ si el Espíritu Santo no te lo inspira. Y para eso tenés que rezar. Tenés que reconocer que tenés al Espíritu Santo adentro que y que es el mismo Espíritu Santo el que te da fuerza para ir adelante, ¿no?

Oración. No dejar la oración. Y la oración a la Virgen que es una de las cosas que en la confesión yo suelo preguntar. Bueno ¿cómo va tu relación con la Virgen? Rosario. Pero la oración. Volvemos a lo que dije antes de la Madre. Para que la Madre me acompañe, me busque, me diga dónde falta el vino, etc., esas cosas que hace ella. Oración, misión, salir.

Y una cosa que ustedes los jóvenes van a tener: la tentación del cansancio. O porque no ves los resultados, o porque bueno el espectáculo se acabó y ya está muy aburrido, y voy a buscar otra cosa. En eso, en el primer síntoma de cansancio que encuentren, cansancio del camino, pero de cualquier forma, abran la boca a tiempo. Pidan consejo a tiempo. Me está pasando esto. Salí ‘en cuarta’ y ahora ‘estoy marcha atrás’. Pero la tentación del cansancio es muy sutil. Porque detrás de la tentación del cansancio de salir a la misión, se esconde el egoísmo. Y se esconde, en última instancia, el espíritu mundano, ¿no?, volver a la comodidad, al estar bien, a pasarla bien o como quieran.

Así es que yo te diría: testimonio, para que la luz brille, que no esté escondida debajo de la cama, ¿no?, que brille la luz, y vean las obras buenas que hace el Padre a través de nosotros, obviamente, ¿no? Testimonio. Para que pregunten por qué vivís así, coherencia de vida caminar, caminantes no errantes y cuidarse de la tentación del cansancio. No se me ocurre otra cosa, no cierto. ¿Qué consejo nos da para invitar a nuestros amigos a compartir una vida más plena en Cristo?

Creo que con eso basta, ¿no?”.

Fuente (con vídeo): www.aciprensa.com


jueves, 30 de octubre de 2014

Tercera carta desde Sierra Leona del Padre Luis Pérez

El misionero toledano de la Orden javeriana Luis Pérez cuenta a los lectores de ABC Toledo que «por desgracia, aquí el número de afectados y muertos sigue sin bajar» y explica cómo se han organizado para ayudar a los enfermos




Quiero comenzar esta carta manifestando mi satisfacción y alegría por la recuperación de doña Teresa Romero, la enfermera afectada por el ébola; desde aquí hemos seguido su evolución y ha sido una grata noticia saber que está completamente curada,(así como los resultados negativos de los-as que estaban en observación). Deseo que su incorporación a la vida normal sea rápida. También espero que en España, y sobre todo en los ambientes donde doña Teresa vive y se mueve, sepan que la persona curada del ébola queda totalmente curada, es inmune a otra eventual acción del virus y no lo transmite a nadie. ¡Mucha suerte Dª. Teresa y familia!

Aquí van aumentando los que son dados de alta habiendo tenido el ébola: detectados a tiempo, tratados en el centro preparado para ello, atendidos adecuadamente, han logrado sobrevivir e incorporarse a su vida normal; lo malo es que al regresar a casa algunos de sus seres queridos ya no están, el ébola se los llevó. En nuestra parroquia tenemos varios curados que, al estar inmunizados contra el virus, incluso colaboran con el equipo de visitas y atención a los que, por prevención, están aislados en sus casas por 21 días. En el país el número de curados asciende a alrededor de 750. Por desgracia el número de afectados y muertos sigue sin bajar y se mantiene alto (afectados más de 3.600, muertos más de 1.300. Cifras «oficiales», los que se han podido cuantificar).

La lucha entre vida y la muerte sigue, el deseo de que vida se normalice continúa. Autoridades, Asociaciones, grupos, ONGs…se esfuerzan por atajar el mal por todos los medios. También la comunidad internacional parece que reacciona: España, Gran Bretaña, USA, Cuba… están ya haciendo llegar ayudas de medios y personal, lástima que ésta aun no sea suficiente y, a veces, lenta por la burocracia. Es una pena que aún tengan que morir muchos más por no hacer a tiempo lo que se tiene capacidad de hacer antes.

Aunar esfuerzos, a todos los niveles, para atajar y paliar la epidemia. En ello está también la Diócesis de MaKeni que ha creado lo que podríamos llamar «Acción Pastoral contra el ébola». Para difundir esta «pastoral» en cada parroquia se hace un «workshop» (lo que nosotros llamamos Taller de Trabajo. Esta semana se ha hecho en nuestra parroquia de San Guido Mª Conforti. En este taller participaron (éramos unas cuarenta personas): los sacerdotes, el consejo parroquial, los líderes y catequistas de las diversas comunidades del interior, los directores de las escuelas del territorio de la parroquia. Entre los participantes había uno que se ha curado del ébola. Cada uno de los participantes tiene que sensibilizar e informar, sobre lo tratado en el taller, en sus respectivas aldeas o grupos para que la gente actúe con responsabilidad, más eficacia y prudencia.

El Taller está coordinado y lo realiza un equipo formado por el sacerdote encargado de esta pastoral, una enfermera especializada, los directores de Caritas y Justicia y Paz de la Diócesis. Cada uno interviene ilustrando el tema desde su competencia y, entre todos, configuran una manera de abordar «integralmente» a las personas y grupos afectados por el ébola y sus variadas consecuencias perniciosas.

Desde el punto de vista pastoral se insistió en la necesidad de que las comunidades se mantengan unidas en la Fe, en la oración, en la fraternidad y la caridad. Confiar en el Señor, ponernos en sus manos, pedirle fuerza y esperanza, pero no con una fe fatalista o dejándole a Dios el quehacer, sino una fe comprometida que es consciente de que Dios actúa por nuestro medio, a través de nuestra fraternidad. Estar unidos e intensificar la oración, que las comunidades recen por el país, por los afectados, por los muertos, que los afectados sepan que se reza por ellos, que estamos unidos a su oración a su petición de ayuda al Señor. En todas las visitas del grupo parroquial a los aislados se termina rezando a Dios Padre; unos son católicos, otros protestantes, otros musulmanes…todos se recogen en un momento de oración a «Papa God», a Dios nuestro Padre, Padre de todos que a todos ama.

La enfermera explicó lo qué es el ébola, su transmisión, la posible prevención, cómo tratar a los afectados y convivir con ellos hasta que son llevados a un centro de tratamiento, cómo aislarlos físicamente mientras están en casa sin aislarlos afectivamente, como respetar su dignidad y alimentar su esperanza, cómo vivir los 21 días de aislamiento… Dio muchos consejos prácticos para los que tienen pocas posibilidades de obtener material de protección. Una exposición precisa, sencilla, clara, práctica y de gran eficacia. Todo lo que dijo fue muy útil para evitar el contagio, para afrontar los casos declarados, para saber lo que hacer y donde ir. Todo ello contribuirá a disminuir el número de contagios y a facilitar el tratamiento y la curación de los afectados. Todo ello ayuda a reaccionar, a renovar la esperanza, a afianzar la solidaridad y a hacer caer en la cuenta de que todos somos necesarios para salir adelante; aquí nada es poco, lo poco se convierte en mucho y todo es expresión de la dignidad con que este pueblo vive y quiere seguir viviendo.

¡En fin! un día muy provechoso, fraterno y con deseo de saber para ayudar a informar y para colaborar a paliar un poco el sufrimiento de unos y prevenir el contagio de otros. Un día de una comunidad cristiana que quiere vivir su fe aplicándola, un día de esperanza, de deseo de compartir lo que se es y lo que se tiene para tratar de vencer la adversidad desde la fraternidad que nos une al tener un mismo Padre. La vida sigue y mejorará gracias a personas y comunidades como estas.

Muchos saludos y hasta la semana que viene.


P. Luis Pérez Hernández s.x.

Misionero Javeriano en Sierra Leona

miércoles, 29 de octubre de 2014

Testimonio del Padre Longinos López: INDIFERENCIA y RUTINA



Queridos  amigos y amigas,

Saludos a todos desde Karamoja. Escribir  contando lo que ocurre a miles de kms, no es tarea fácil,  cuando la vida y la lucha por vivir cada día son tan diferentes, que no se pueden comparar o ver el alcance y repercusiones en el mundo que vivimos, un mundo que decimos global, pero que en práctica no es tan global, sí lo es cuando nos conviene por intereses, como cuando se nos viene encima algo como el Ebola, que mata, y sin embargo, no nos aterrorizamos cuando miles de personas mueren cada día por la malaria, quizás porque nos queda lejos y aunque ronde cerca no nos mata fácilmente.

La indiferencia ante lo que ocurre a los demás, o la rutina que hemos acostumbrado a nuestras vidas, nos llevan a no ver más allá de lo que podemos sentir en nuestras propias reacciones, buenas o malas, agresivas o pacíficas, tolerantes o intransigentes.

Yo mismo, aquí en Uganda, en la región de karamoja, con muchos problemas de sobrevivencia, sanidad, educación, y hasta hace pocos años, de gran inseguridad física, llega un momento que me acostumbro a las dificultades, a la rutina de cada día; aquí al lado, en el Hospital St. Kizito de Matany, uno se puede acostumbrar a  ver enfermos de todo tipo, y en el reparto de tuberculosis, muchos enfermos  jóvenes y adultos con tuberculosis, una enfermedad que ha vuelto con mayor fuerza, cuando hace años había un cierto control sobre ella.

Este año, las lluvias han sido escasas, y mal repartidas, lo cual va a provocar  una escasez de alimentos esenciales, y que la gente a pesar de su trabajo y sudor en los campos, deben afrontar la realidad y ver posibles alternativas, pero ¿cómo prevenir todos estos problemas

Pensar al pasado no tiene sentido, pensar al futuro no es real, aquí debemos ver el día a día, hoy podemos, mañana no se sabe. Pensar desde un punto de vista de España, aun no es posible, quizás nunca se llegara a ello, pues cada país, cultura, situación, tienen unas connotaciones muy propias y diferentes.

Yo le pido a Dios que no me acostumbre a lo que veo cada día, como normal, o a la impotencia de producir cambios de mejoras, y de decir: la vida es así, paciencia. Verdad es, que la gente muchas veces no tiene más remedio que agachar la cabeza y afrontar lo que les viene encima, con el tiempo se sienten impasivos al dolor, al sufrimiento, a la escasez de lo más elemental para vivir, y no les queda otra que empujar el carro de la vida con todo lo que trae, con frecuencia, mas lamentaciones que alegrías.

Desde España, con tantos problemas que tenéis por ahí, no sé cómo veréis lo que ocurre aquí, u otros lugares de nuestro  mundo, quizás pensáis que bastantes problemas tenéis ahí.

Yo, en mis años más jóvenes, creía y luchaba  por un mundo más justo, más humanitario, erradicar el hambre, la desigualdad…, pero con los años me doy cuenta que todos los esfuerzos, buenas palabras e intenciones, no están dando los frutos esperados, posiblemente porque resaltan más las malas noticias que las buenas.

Aquí, en Uganda, la política y los políticos: parlamentarios, van a lo grande, con muy buenos salarios, que frecuencia se los suben ellos mismos, sin pensar en la situación que viven la gente que representan  en sus zonas de origen, incluso intentan poner tasas en productos que son esenciales a la gran mayoría que viven en la pobreza.

Son los políticos, como supongo hacen ahí también, los que cuando llegan las elecciones, se acerca a sus gentes, como salvadores, prometiendo lo que casi nunca harán, engañan a su propia gente por seguir disfrutando de los beneficios de ser parlamentarios. Suelen moverse por sus zonas, reunir a la gente, suelen ofrecer un tipo de cerveza local, que pone alegre a la gente, a veces incluso, si la ocasión lo requiere, matan un buey, o unas cabras, y ya ahí la gente queda comprada para votar a ese candidato, aunque sepan que nunca harán gran cosa por ellos. Es posible que os ocurra algo parecido por ahí, no lo sé;  al final si piensas un poco llegas a caer en la decepción, al ver las mentiras, los tapujos y los intereses personales y de partidos, esto puede empujar  a la pasividad, a la indiferencia ciudadana. 

He visto pasar por diferentes zonas de Karamoja, muchas Organizaciones no Gubernamentales, de todo tipo y diferentes proyectos y planes, muchas veces muy similares o casi calcadas, pero cada una a su aire y a ver cuál resalta más y mejor, siempre con sus logotipos, carteles de presencia en esta u otra zona, con sus indicaciones de proyectos, es decir, “aquí estamos”, como tipo competitivo. Creo que esto es muy humano y propagandístico, pero nada saludable para la gente del lugar, que ven venir y después unos meses o algún año se marchan;  donde habían sembrado ilusiones,  hacer algunos proyectos, dar trabajo a la gente que necesitan para poner en práctica los proyectos, que pueden ser un beneficio para todos,  pero  la falta de continuidad y la poca consistencia de los proyectos hace que a los pocos meses de su marchar, casi todo se desvanece; esto no ayuda al crecimiento del desarrollo, aunque la gente es prácticamente inteligente, no ayuda a crecer en independencia del exterior,  no da sentido de responsabilidad  en la propia sociedad, para  hacer un desarrollo a su medida y a sus necesidades. En fin, un jaleo; para tomarlo con calma y pensar sobre ello.

La gran mayoría de Organizaciones, ya vienen con sus planes de acción preparados, incluso cuando nunca hayan estado aquí,  sin conocer la realidad de la gente y de las zonas, sus necesidades, sus posibilidades de futuro, incluso no se paran a escuchar o preguntar, antes de ponerse al trabajo.

Llega un momento en que yo me pregunto, si varias de estas Organizaciones, lo que hacen, lo hacen mirando a la gente y sus circunstancias, y desde ahí caminar juntos hacia algo mejor, o vienen ya a realizar sus propios planes, con buenos  salarios,  en realidad como agentes de influencia y poder allí  donde se mueven y actúan.

Son preguntas que yo me hago desde aquí, que os podéis hacer vosotros mismos,  especialmente, si apoyáis alguna Organizaciones, en vuestro deseo de compartir, aliviar y mejorar la vida de muchas personas.

No suelo escribir mucho últimamente, pues posiblemente, yo también, he caído en esa indiferencia y rutina, que incluso no te deja tiempo a pensar o parar el tiempo y recapacitar en lo que vivimos y hacemos, pero de vez en cuando los golpes que da la vida propia o ajena me hacen reaccionar y expresar más o menos bien lo que ocurre o siento.

A pesar de todo, aun camino con la Esperanza de que la Buena Noticia de Jesús puede ser una realidad que da sentido y alegría a mi vida de cristiano y misionero, y a las vidas de tantas personas aquí y en otros lugares de nuestro mundo, y que tenemos que compartir.
  He querido charlar  con vosotros algo de aquí, que a mí me ayuda a sacarlo fuera y quizás a vosotros os puede dar  otra visión de donde estoy, y que no habíamos compartido.

Gracias por vuestras oraciones y continuo apoyo, sin vosotros, mucho de lo que hacemos por aquí, sería casi imposibles de llevar adelante. Con cariño, os tengo muy presentes en mis oraciones y trabajos. Que Jesús os bendiga.

Un fuerte abrazo,  P. Longinos  López

lunes, 27 de octubre de 2014

Concluyen en la Archidiócesis de Toledo los actos con motivo de #YoSoyDomund

La Delegación Diocesana de Misiones de Toledo y la Dirección Diocesana de Obras Misionales Pontificas (OMP) en Toledo valoran positivamente la implicación en la campaña #YoSoyDomund y las actividades de animación y dinamización misionera desarrolladas durante el Octubre Misionero


Con la celebración de la Vigilia Diocesana de Oración Misionera, que acogió la Parroquia “Santo Domingo de Guzmán” de Valmojado (Toledo), concluían los actos que con motivo del mes de Octubre Misionero, la Jornada Mundial de las Misiones y el #YoSoyDomund se han desarrollado en la Archidiócesis de toledo.

Una Vigilia de oración que centró su mirada en los 142 misioneros y misioneras de la Archidiócesis de Toledo, que en la actualidad desarrollan su labor evangelizador, pastoral y misionera por todo el mundo, pero de manera especial se tuvieron muy presentes a los misioneros que centran su trabajo en África y en los países que están afectados en Ébola, como en Sierra Leona, donde se encuentra el Padre Luis Pérez, misionero javeriano natural de Toledo.


De ellos habló de manera especial el Delegado Episcopal de Misiones, Jesús López Muñoz, que al concluir el Octubre Misionero ha afirmado que “los misioneros son el mayor testimonio de evangelización y entrega que poseemos en la Iglesia y en particular en la Iglesia Diocesana”, realizando una petición, “que el mes misionero no concluya con el final de octubre, hagamos que entre todos cada día sea misionero, cada mes sea misionero y que cada Parroquia se convierta en un altavoz permanente de las acciones misioneras, porque todos estamos llamados al discipulado misionero, es más, ¡todos somos discípulos misioneros!, como tantas veces nos recuerda el Papa Francisco”.

También tuvo un especial agradecimiento para la Parroquia de Valmojado, así como para el párroco Enrique del Álamo, “misionero que ha estado en Perú varios años – como destacó López Muñoz – que quiere impregnar este municipio de espíritu, de fuerza y de ardor misionero”, enfatizando que “ellos han preparado esta Vigilia con un claro objetivo, compartir su alegría, compartir su fe y transmitir la alegría de la fe”. En ese sentido tuvo palabras para animar a los jóvenes presentes en la Vigilia, pidiéndoles que sean siempre “transmisión de la alegría que vuestro corazón posee por el encuentro con Jesucristo, y ya sabéis que debéis armar lío, hagamos lío para que la transmisión del Evangelio resuene en toda la Archidiócesis y en todo el mundo”.

La Delegación Diocesana de Misiones de Toledo y la Dirección Diocesana de OMP en Toledo siguen trabajando en la animación y la dinamización misionera en la Archidiócesis de Toledo, para ello acaban de lanzar una nueva página Web, en www.misionestoledo.org, que junto al perfil de Misiones Toledo en Twitter son dos herramientas fundamentales para transmitir las actividades que constantemente se realizan en la Archidiócesis de Toledo.



jueves, 23 de octubre de 2014

Papa Francisco anima a cooperar activamente con la misión de la Iglesia

"Sabed ser misioneros del Evangelio, ofreciendo vuestro apoyo concreto a cuantos se fatigan para llevarlo a quien todavía no lo conocen”.


Con estas palabras el Papa Francisco, ayer durante la audiencia general de los miércoles, hacía referencia de nuevo a la conciencia misionera con la que los cristianos deben vivir durante todo el año pero, sobre todo, en este mes de octubre, el mes de las misiones:

“El mes de octubre", señalaba el Papa, "nos invita a renovar nuestra cooperación activa con la misión de la Iglesia. Con las frescas energías de la juventud, con la fuerza de la oración y del sacrificio y con la potencialidad de la vida conyugal, sabed ser misioneros del Evangelio, ofreciendo vuestro apoyo concreto a cuantos se fatigan para llevarlo a quien todavía no lo conocen”.

En su catequesis sobre la Iglesia como el Cuerpo de Cristo, el Santo Padre recordó que "el auténtico amor sufre con los últimos y necesitados, y valora y reconoce a quienes hacen los servicios más humildes y escondidos"

También el Papa Francisco en el ángelus del domingo 22 de octubre, día del Domund, recordaba tras la beatificación del Pablo VI la faceta misionera del nuevo beato, al recordar que había “sido un denodado defensor de la misión ad gentes”, y resaltar la importancia “del Pontificado de Pablo VI precisamente hoy – era el día del DOMUND - que se celebra la Jornada Misionera Mundial”.

Texto íntegro de la catequesis: