• CONCURSO CÓMICS


    Concurso de Infancia Misionera
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • GESTO


    Revista misionera para niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

viernes, 3 de noviembre de 2017

Concurso de Cómic “Atrévete a ser misionero”


Las Obras Misionales Pontificias y el Secretariado de Infancia Misionera han puesto en marcha el Concurso de Cómic “Atrévete a ser misionero”. Un concurso dirigido a niños de 6 a 9 años (categoría A) y de 10 a 12 años (categoría B).

Se trata de reflejar a través de un cómic, el lema de Infancia Misionera de este año “Atrévete a ser misionero”, un trabajo que deben presentar, antes del 30 de noviembre en la Delegación de Misiones de Toledo, en un formato A4, y con un mínimo de cuatro viñetas.

Una vez recibidos todos los cómics habrá una selección de finalistas y el 8 de enero se harán públicos los ganadores en la página web de las Obras Misionales Pontificias.

El premio para el ganador de cada categoría será un iPad y, además, podrá ver su cómic publicado en la revista GESTO.

Las bases oficiales del concurso se pueden consultar en https://www.omp.es/infancia-misionera-concurso-comics/

Fuente: OMPRESS-MADRID



domingo, 22 de octubre de 2017

Archidiócesis de Toledo celebra con entusiasmo el DOMUND

El Arzobispo de Toledo, y Primado de España, Mons. Braulio Rodríguez Plaza, presidió la Eucaristía central diocesana del DOMUND en la Santa Iglesia Catedral Primada de Toledo


El misionero diocesano Padre Christopher Hartley Sartorius ha ofrecido su testimonio misionero, sobre el trabajo pastoral que desarrolla en Etiopía, afirmando que “nos están esperando en la Misión, nos están esperando en los territorios de misión, me están esperando en Etiopía”

            La Jornada Mundial de las Misiones 2017, celebrada este domingo con el lema “Sé valiente, la misión te espera”, se ha vivido con entusiasmo e intensidad en la Archidiócesis de Toledo, contando con su momento central diocesano en la celebración eucarística que ha acogido la Santa Iglesia Catedral Primada de Toledo, presida por el Arzobispo de Toledo y Primado de España, Mons. Braulio Rodríguez Plaza.

            En la Catedral toledana se han dado cita fieles, voluntarios y colaboradores de la Dirección Diocesana de Obras Misionales Pontificias y la Delegación Diocesana de Misiones de Toledo, además de niños y niñas del Colegio Diocesano Santísimo Cristo de la Sangre, que han aportado alegría e ilusión al DOMUND con sus canciones, su participación y su compromiso misionero.

            La celebración eucarística, presidida por Mons. Braulio Rodríguez Plaza, ha contado también con la presencia del Director Diocesano de Obras Misionales Pontificias, Jesús López Muñoz, el misionero diocesano Padre Christopher Hartley Sartorius, y el director del Colegio Diocesano Santísimo Cristo de la Sangre, Ángel Camuñas Sánchez.


            Mons. Rodríguez Plaza, en su homilía, se ha dirigido de manera cercana y directa a los cientos de niños que hoy asistían a la Catedral, para celebrar el DOMUND. No ha querido el Arzobispo llevar un texto previamente preparado, sino dialogar con los niños, presentando la misión, qué pueden hacer ellos para ser misioneros, y recordando que “todos, con el Bautismo, hemos sido señalados como misioneros”. En ese sentido, el Arzobispo toledano ha querido resaltar el trabajo de los 13000 misioneros españoles, 142 toledanos y toledanas, “que están anunciando a Jesucristo y haciendo patente que la Iglesia o es misionera o no es nada”.


            El Arzobispo de Toledo exhortaba a ser valientes, como reza el lema del DOMUND, para poder anunciar el Evangelio, para dar a conocer a Jesucristo a todas las personas, porque “todavía hoy son millones de personas las que no conocen a Jesús, y no podemos sentarnos cómodamente en nuestro sofá sin hacer nada, tenemos que movernos”.

            Por su parte, el Padre Christopher Hartley, invitado por el Arzobispo, ha ofrecido un breve pero intenso testimonio sobre el significado de su vocación misionera y cómo lo vive en la actualidad en Etiopía. Christopher ha señalado que “en Calcuta, un moribundo, al que estaba cuidando, me esperó antes de morir y me dijo ‘te estaba esperando’, esas palabras me han marcado siempre, porque sé que en la misión siempre me están esperando”. Por ello, resaltaba que “este domingo, que no estoy en mi misión en Etiopía, no se celebra la Eucaristía, por eso es importante que esté allí, para anunciar a Jesucristo, para hacer presente el Evangelio y para que Jesús en la Eucaristía esté también en la región somalí de Etiopía”.



            Durante sus siete primeros años de estancia misionera en Etiopía, Christopher señalaba que él celebraba la Eucaristía solo, “ahora somos 8 cristianos, en una región que posee 7.000.000 de musulmanes”. Continuaba diciendo que “este domingo sé que ellos están celebrando la liturgia de la Palabra, rezarán un rosario, pero hasta el próximo domingo no podrán vivir la Eucaristía”. 

En ese sentido ha agradecido el trabajo misionero que se realiza en la Archidiócesis de Toledo, especialmente impulsado desde la Delegación Diocesana de Misiones, afirmando que “porque vosotros estáis aquí, porque ayudáis en el DOMUND, porque rezáis por nosotros, yo puedo estar allí”. Para conocer más de la misión de Gode, puede visitar las páginas web http://www.missionmercy.org/ y http://missionmercycharity.com/, donde además se concretan fórmulas de colaboración y ayuda.

Este domingo, en todo el mundo se celebra el DOMUND, con el objetivo de apoyar a los misioneros en la labor evangelizadora, ofreciendo además una llamada a la responsabilidad de todos los cristianos en la evangelización. La actividad pastoral de los territorios de misión, como es el caso de Etiopía, depende de los donativos del DOMUND, por eso este día todas las parroquias de la Archidiócesis ponen a disposición de Obras Misionales Pontificias su aportación para colaborar en esta cuestión misionera.
           
            Al concluir la celebración eucarística, el Arzobispo de Toledo, Mons. Braulio Rodríguez Plaza, en la sacristía de la Catedral, ha agradecido a los niños y niñas del Colegio Diocesano Santísimo Cristo de la Sangre su implicación con el DOMUND. Junto al Arzobispo se encontraban, además, el Obispo Auxiliar de Toledo, Mons. Ángel Fernández Collado, Jesús López y Christopher Hartley, el coordinador regional de la ONGD Misión América en Castilla – La Mancha, Fernando Redondo Benito, y otros colaboradores y amigos de la Delegación Diocesana de Misiones de Toledo.


            Para los próximos meses, la Delegación Diocesana de Misiones y la Dirección Diocesana de Obras Misionales Pontificias, emprenderán, en el marco del plan pastoral diocesano, acciones formativas que profundizarán aspectos de la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, para descubrir el sentido del discipulado misionero. Para ello, en Villacañas, Talavera de la Reina y Mora, miembros de la delegación diocesana ofrecerán unas charlas – coloquios, donde además presentarán el sentido y la esencia de las Obras Misionales Pontificias.


viernes, 20 de octubre de 2017

DOMUND 2017: Misiones Toledo invita a vivir valientemente la misión


La Archidiócesis de Toledo aportó en el DOMUND 2016, con la implicación de todos los fieles católicos, la cantidad de 229.964,08 Euros


El testimonio de los 142 misioneros de Toledo, repartidos por todo el mundo, expresa el “valor de ser misioneros”, como eje central de las actividades del DOMUND 2017 en las parroquias toledanas

            La Iglesia Universal celebra cada año, en todo el mundo, el penúltimo domingo de octubre, la Jornada Mundial de las Misiones, que conocemos popularmente como DOMUND. Una jornada misionera que este año posee como lema “Sé valiente, la misión te espera”, con el objetivo de apoyar a los misioneros en la labor evangelizadora.

            Desde la Dirección Diocesana de Misiones de Toledo y la Dirección Diocesana de Obras Misionales Pontificias se realiza, en el marco de esta Jornada misionera, una llamada a la responsabilidad de todos los cristianos en la evangelización. Con el DOMUND se invita también a amar y apoyar la causa misionera, ayudando a los misioneros, que son 142, repartidos por todo el mundo, en la Archidiócesis de Toledo.

            En la rueda de prensa de presentación del DOMUND, realizada este viernes, el Arzobispo de Toledo, D. Braulio Rodríguez Plaza, destacaba que “el ejemplo precioso de los misioneros, de nuestros misioneros, son testimonios que agitan nuestras dudas y cobardías, nuestro aburguesamiento en la fe, que es más llamativa en los jóvenes, que en palabras de Francisco han de ser “callejeros de la fe, felices de llevar a Jesucristo a cada esquina, a cada plaza, a cada rincón de la tierra. Por ello, nos decimos a cada uno de nosotros mismos: “Sé valiente. La misión te espera.”

      
En ese sentido, Mons. Rodríguez Plaza afirmaba que “Lógicamente, la misión de la Iglesia no es la propagación de una ideología religiosa, ni tampoco la propuesta de una vida moral inalcanzable. Muchos movimientos saben proponer grandes ideales, pero ¿dónde está la fuerza para conseguir esos ideales? En la Iglesia, donde Jesucristo está presente y con la fuerza de su vida resucitada es Él quien sigue evangelizando y actuando como lo hacía hace veinte siglos en Palestina. Así se convierte Jesús en un contemporáneo nuestro, de modo que quienes lo acogen con fe y amor experimentan la fuerza transformadora del Espíritu de Resucitado que fecunda lo humano y la creación toda, como la lluvia lo hace con la tierra. Y esto es lo que tenemos miedo de anunciar y proponer. Y damos vueltas o nos quejamos de que nadie nos hace caso y que no es posible la misión, el apostolado, anunciar a Jesús.”

            Jesús López Muñoz, delegado de misiones, afirma que no podemos olvidar que “los misioneros dan a conocer a todos sin excepción el mensaje de Jesús”, destacando que “especialmente llegan a aquellos lugares del mundo donde el Evangelio está en sus comienzos y la Iglesia aún no está asentada”.

            En este sentido, el delegado diocesano destaca que “la actividad pastoral de los territorios de misión depende de los donativos del DOMUND” por lo que “la colaboración espiritual y económica de los fieles de todo el mundo es muy necesaria, ya que las necesidades en los territorios de misión son muchas”.

            El DOMUND ayuda a cubrir las carencias a los más desfavorecidos a través de los misioneros, con proyectos pastorales, sociales y educativos que dignifican la vida de millones de personas. Con las aportaciones de los fieles se construyen iglesias y capillas, se compran vehículos para la pastoral, se forman catequistas, se sostienen diócesis, se mantienen hospitales, residencias de ancianos, orfanatos y comedores para personas necesitadas en todo el mundo.

  
            Desde Toledo el año pasado se recaudaron 229.964,08 Euros para el DOMUND 2016, lo que demuestra la implicación de tan necesaria colaboración donde participan todos los toledanos, las parroquias, colegios y demás instituciones vinculadas a la Archidiócesis de Toledo. Es un trabajo de todos en favor de la evangelización y de, por tanto, la naturaleza misionera de la Iglesia Católica.

            En esta Jornada Mundial de las Misiones 2017, se pretende mostrar el reflejo de la “Iglesia en salida” que posee la Archidiócesis de Toledo, siendo primordial el testimonio de los 142 misioneros de Toledo, que expresan el “valor de ser misioneros”, como eje central de las actividades en los colegios e institutos, así como parroquias toledanas.

            El Director Nacional de Obras Misionales Pontificias, Anastasio Gil García, redunda en el valor de ser misioneros, al señalar que “el Papa Francisco insistía el pasado mes de octubre en el valor de ser misioneros: ¡Hoy es tiempo de misión y es tiempo de valor!”. Esta petición al valor para salir, junto a otras palabras del Papa Francisco en el mismo sentido, hace que en el DOMUND se exhorte “a las comunidades eclesiales, a los fieles cristianos, al pueblo de Dios, a tener coraje para vivir la misión, entregando generosamente y con valor la fe recibida”.

La Delegación Diocesana de Misiones y la Dirección Diocesana de Obras Misionales Pontificias asumen de manera especial, para este DOMUND 2017, las palabras del Arzobispo de Toledo, D. Braulio Rodríguez Plaza, en su Carta Pastoral “Educar: arte y aventura”, quien exhorta a que el Consejo Diocesano de Misiones “realice la animación misionera de la Diócesis. Sin olvidar la ayuda y relación con nuestros misioneros, verdaderos testigos del Señor” (n. 102).

Para ello, en este curso pastoral, en el ámbito de la animación misionera, se emprende un proyecto formativo que profundizará en aspectos de la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium para descubrir el sentido del discipulado misionero, haciendo partícipes a todos de la vocación misionera y el trabajo para anunciar el Evangelio.

Desde Misiones Toledo se pone a disposición la página web www.misionestoledo.org , donde se pueden encontrar recursos para la animación misionera, así como en la página web www.omp.es , que ofrece diversos materiales en un formato más accesible y original, puntero en la comunicación misionera en todo el mundo.

miércoles, 18 de octubre de 2017

El Arzobispo de Toledo escribe sobre el DOMUND 2017: PARA SER VALIENTES


¡Atención! Se nos pide valentía y coraje, valor para tener la audacia del Evangelio. Valentía para salir de nosotros mismos, para resistir la tentación de los incrédulos prácticos que dicen creer en Dios y en su enviado Jesucristo y nada hacen para tomar parte en la actividad misionera de la Iglesia. Estamos en la Jornada del DOMUND y no podemos seguir sin que esta palabra no nos diga absolutamente nada; ya casi ni nos molestamos en echar unas monedas a los niños que piden o en la colecta porque el sacerdote o alguien en la celebración de la Misa dominical nos recuerda “eso de las Misiones”, tan latoso. ¿Qué más hemos de hacer con todos los problemas que tenemos? Muy sencillo: en comunión con tus hermanos cristianos vivir la dimensión universal (católica) de la fe y la caridad cristianas con los más pobres, aunque no estés en la misión de primera línea; participar en las actividades de información, formación y cooperación misionera organizadas con motivo del Domund, que duran todo el mes de octubre y más; orar para que Dios envíe obreros a su mies y sostenga a quienes han tenido la valentía de entregar su vida al servicio de la misión; colaboración económica con las necesidades de los misioneros, a través de Obras Misionales Pontificias.

Somos hermanos del “primero y el más grande misionero”, Jesús. Sabe Él que si escuchamos su llamada  a anunciar el Evangelio del amor del Padre con la fuerza del Espíritu Santo, seremos más felices, porque dejamos el horizonte pequeño en el que nos mete la cultura dominante del “carpe diem”, esto es, “aprovecha el tiempo para ti, diviértete”, son pocos los días que tenemos. Te aseguro que eso deja vacío dentro de nosotros. El Papa Francisco dice que “de hecho, la Iglesia es misionera por naturaleza; si no lo fuera, no sería la Iglesia de Cristo, sino que sería solo una asociación entre muchas otras, que terminaría en poco tiempo desapareciendo” (Mensaje del Domund 2017). Hay que hacernos, pues, algunas preguntas como, por ejemplo: ¿dónde encontrar una fuerza que transforme este mundo aburrido, en el que tantos solo se mueven por los espectáculos y poco más?


Esa fuerza es el Evangelio de Cristo, que arriesga en favor de los demás y que trae alegría contagiosa, porque contiene y ofrece una vida nueva: la de Cristo resucitado, que por el Espíritu Santo, se convierte para nosotros en camino, verdad y vida, que nos libera de toda forma de egoísmo y es fuente de creatividad en el amor. Y esto es cuestión de valentía, de pocas palabras y de muchas obras. Dios Padre desea que esta transformación de sus hijos se exprese en una vida animada por el Espíritu Santo en la imitación de su Hijo Jesucristo. De este modo, el anuncio del Evangelio a los demás se convierte en palabra viva y eficaz que realiza lo que proclama.

Lógicamente, la misión de la Iglesia no es la propagación de una ideología religiosa, ni tampoco la propuesta de una vida moral inalcanzable. Muchos movimientos saben proponer grandes ideales, pero ¿dónde está la fuerza para conseguir esos ideales? En la Iglesia, donde Jesucristo está presente y con la fuerza de su vida resucitada es Él quien sigue evangelizando y actuando como lo hacía hace veinte siglos en Palestina. Así se convierte Jesús en un contemporáneo nuestro, de modo que quienes lo acogen con fe y amor experimentan la fuerza transformadora del Espíritu de Resucitado que fecunda lo humano y la creación toda, como la lluvia lo hace con la tierra. Y esto es lo que tenemos miedo de anunciar y proponer. Y damos vueltas o nos quejamos de que nadie nos hace caso y que no es posible la misión, el apostolado, anunciar a Jesús.

Hemos olvidado lo que decía Benedicto XVI: “no se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva”. El Evangelio es una persona, que continuamente se ofrece y continuamente invita a los que la reciben con humilde fe y laboriosa a compartir su vida con los demás. ¿Cómo de otra forma puede nuestro bautismo ser fuente de vida nueva, o la confirmación puede fortalecernos para andar nuevos caminos y estrategias nuevas para acercarnos a quienes están alejados y desorientados, y la Eucaristía, aliento y alimento del hombre nuevo, ser “medicina de inmortalidad”?

El mundo necesita el Evangelio de Jesucristo como algo esencial. Él, dice el Papa, a través de la Iglesia, continúa su misión de Buen Samaritano, buscando sin descanso a quienes se han perdido por caminos tortuosos y sin una meta. El ejemplo precioso de los misioneros, de nuestros misioneros, son testimonios que agitan nuestras dudas y cobardías, nuestro aburguesamiento en la fe, que es más llamativa en los jóvenes, que en palabras de Francisco han de ser “callejeros de la fe, felices de llevar a Jesucristo a cada esquina, a cada plaza, a cada rincón de la tierra. Por ello, nos decimos a cada uno de nosotros mismos: “Sé valiente. La misión te espera”.

+Braulio Rodríguez Plaza, arzobispo de Toledo

miércoles, 4 de octubre de 2017

Octubre Misionero: el mes de la Misión

Durante este mes de octubre, la Iglesia Católica celebra el Octubre Misionero, ofreciendo  apoyo espiritual y material a las misiones y a los misioneros para anunciar del Evangelio.


La Obra Pontificia de la Propagación de la Fe que es la encargada de organizar el Domund y despliega su actividad a lo largo de todo el año, pero con mayor intensidad durante este mes de octubre, que se corona con la celebración de la Jornada Mundial de las Misiones, más conocida en España como el día del Domund.

Durante todo el Octubre Misionero, las comunidades cristianas apoyan a la Misión con la cooperación espiritual dedicando la oración, y los sacrificios; la cooperación material ofreciendo donativos y limosnas; y la cooperación personal siendo misioneros o voluntarios misioneros ayudando a la misión universal de la Iglesia.

Las Obras Misionales Pontificias de España proponen, como todos los años, que, durante las cuatro semanas del mes de octubre, los cristianos dediquemos cada una de ellas a una intención concreta. Así la primera semana está dedicada a la oración; la segunda, al sacrificio; la tercera, a la limosna;  y la cuarta, a la vocación misionera. En este sentido, en la mayoría de las diócesis españolas se han organizado diferentes actividades misioneras, como parte del Octubre Misionero.

El Papa Francisco invita en su mensaje para la Jornada Mundial de las Misiones a “una profunda espiritualidad misionera, que hay que vivir a diario, de un compromiso constante de formación y animación misionera, muchachos, jóvenes, adultos, familias, sacerdotes, religiosos y obispos se involucran para que crezca en cada uno un corazón misionero”. “La Jornada Mundial de las Misiones, promovida por la Obra de la Propagación de la Fe, es una ocasión favorable para que el corazón misionero de las comunidades cristianas participe, a través de la oración, del testimonio de vida y de la comunión de bienes, en la respuesta a las graves y vastas necesidades de la evangelización”, recuerda el Papa.




jueves, 21 de septiembre de 2017

Sé valiente... prepara el Domund 2017


“Sé valiente, la misión te espera”

El próximo 22 de octubre la Iglesia celebra la Jornada Mundial de las Misiones, es el Domund, una jornada misionera en la que de un modo especial, la Iglesia universal reza por la misión y los misioneros y colabora con ellos.

El lema del Domund de este año: “Sé valiente, la misión te espera” invita a ser valientes y comprometerse a fondo con la labor misionera de la Iglesia.

“Sé valiente”. El papa Francisco invita continuamente a retomar la audacia del Evangelio. Coraje y valentía para salir de nosotros mismos, para resistir la tentación de la incredulidad, para gastarnos por los demás y por el Reino, para soñar con llegar al más apartado rincón de la Tierra.

“La misión te espera”. Es la hora de tener valor para tomar parte en la actividad misionera de la Iglesia. Hasta el último confín, sin límites ni fronteras. Todos estamos llamados a la misión. El anuncio del Evangelio es una necesidad del creyente.

“La misión en el corazón de la fe cristiana”. Lo recuerda el Papa Francisco en su mensaje para la Jornada Mundial de las Misiones 2017. La mayoría de los bautizados viven la misión en su vida diaria, algunos son enviados por la Iglesia como misioneros; pero todos sienten la necesidad de transformar su existencia en un compromiso misionero. Se trata de “salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio” (Exhort. ap. Evangelii Gaudium, 20).

Con la Jornada Mundial de las Misiones, Domund, se apoya económica y espiritualmente a los territorios de misión, aquellos lugares del mundo donde el Evangelio está en sus comienzos y la Iglesia aún no está asentada. Estos territorios están confiados a la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, y dependen de la labor de los misioneros y del sostenimiento económico de las Obras Misionales Pontificias (OMP) de todo el mundo.

Desde OMP España, la Dirección Diocesana de OMP en Toledo y la Delegación Diocesana de Misiones Toledo invitamos a todas las comunidades cristianas a participar en las actividades de información, formación y cooperación misionera organizadas con ocasión del Domund.

Para saber más sobre el Domund y descargar todos los materiales de animación misionera para celebrarlo visita nuestra página de DOMUND.

Web del DOMUND: http://www.omp.es/domund/