• Formación OMP


    Encuentro de formación para empleados y voluntarios
  • JÓVENES Y MISIÓN


    Joven, la misión te necesita
  • ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES 2017


    21-23 de abril en Escorial, Madrid
  • Mensaje del Papa para la Cuaresma


    La Palabra es un don. El otro es un don
  • ¿CÓMO COLABORAR CON OMP?


    Durante todo el año puedes colaborar con Obras Misionales Pontificias

jueves, 23 de febrero de 2017

Día de Hispanoamérica 2017: “Vayan, sin miedo, para servir”

“Vayan, sin miedo, para servir” es el lema del Día de Hispanoamérica que se celebrará el próximo 5 de marzo de 2017


El primer domingo del mes de marzo la Iglesia española recuerda a los misioneros que tiene en América Latina. Es el lugar donde hay más misioneros españoles, como parece lo más lógico, porque nos sentimos más obligados con ellos: son a los que les llevamos el Evangelio y ahora no podemos ni queremos dejar de mantenerlo vivo.

Este año, la Comisión Episcopal de Misiones, ha elegido el lema: “Vayan, sin miedo, para servir”. Frase del Papa Francisco en la JMJ Brasil 2013. Es importante cada una de las tres partes de la frase: hay que salir de nosotros mismos, de nuestras seguridades, hacerlo sin miedo, porque vamos en nombre de Dios y con la compañía de la Iglesia y para servir, para ponernos, como Jesús, a disposición de la Iglesia en la misión.

Debemos ser conscientes de que nuestros hermanos creyentes que viven en aquellas tierras permanecen fieles al Señor y a la Iglesia gracias a los sacerdotes, seglares, religiosos y sobre todo religiosas, que están con ellos. Nuestra aportación, nuestra oración, nuestro recuerdo no puede ser sólo por lo que hicieron los primeros evangelizadores de aquellas tierras; hoy, ahora, hay misión, se hace misión, se vive la misión. Y nosotros también nos debemos sentir implicados.

Los objetivos del Día de Hispanoamérica son:
  • Dar gracias a Dios por el envío de tantos misioneros españoles que están gastando su vida en América Latina donde ya viven el 50% de los católicos del mundo.
  • Tomar conciencia de que el mandato misionero es para todos sin excepción y que el don de la fe sólo se fortalece cuando se transmite a quienes aún no conocen el Evangelio.
  • Recordar a los misioneros españoles que permanecen en la misión en el continente americano, y colaborar con ellos a través de la oración y de la ayuda económica. 
  • Acoger con gratitud, en nuestras comunidades eclesiales, a quienes llegan procedentes de otros países, ya sean laicos, familias, religiosos y religiosas, o sacerdotes.
Un día especial para recordar a los 31 misioneros diocesanos de Toledo acogidos en la Obra de Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana (OCSHA); pero de manera singular a todos los misioneros y misioneras de Toledo, 98 en la actualidad, que desarrollan su labor en América Latina.


Material



viernes, 3 de febrero de 2017

Acoger a los necesitados pide el Papa en su intención de oración


Para este mes de febrero, el Papa Francisco pide rezar “por aquellos que están agobiados, especialmente los pobres, los refugiados y los marginados, para que encuentren acogida y apoyo en nuestras comunidades”.

En su Carta apostólica “Misericordia et misera”, al concluir el Jubileo de la Misericordia, el Papa Francisco recordaba cómo debemos mirar a nuestros hermanos necesitados:

“Miremos fijamente también a Jesús en el Gólgota. El Hijo de Dios está desnudo en la cruz; su túnica ha sido echada a suerte por los soldados y está en sus manos; él ya no tiene nada. En la cruz se revela de manera extrema la solidaridad de Jesús con todos los que han perdido la dignidad porque no cuentan con lo necesario. Si la Iglesia está llamada a ser la «túnica de Cristo» para revestir a su Señor, del mismo modo ha de empeñarse en ser solidaria con aquellos que han sido despojados, para que recobren la dignidad que les ha sido arrebatada. «Estuve desnudo y me vestisteis» implica, por tanto, no mirar para otro lado ante las nuevas formas de pobreza y marginación que impiden a las personas vivir dignamente.
No tener trabajo y no recibir un salario justo; no tener una casa o una tierra donde habitar; ser discriminados por la fe, la raza, la condición social…: estas, y muchas otras, son situaciones que atentan contra la dignidad de la persona, frente a las cuales la acción misericordiosa de los cristianos responde ante todo con la vigilancia y la solidaridad. Cuántas son las situaciones en las que podemos restituir la dignidad a las personas para que tengan una vida más humana. Pensemos solamente en los niños y niñas que sufren violencias de todo tipo, violencias que les roban la alegría de la vida. Sus rostros tristes y desorientados están impresos en mi mente; piden que les ayudemos a liberarse de las esclavitudes del mundo contemporáneo. Estos niños son los jóvenes del mañana; ¿cómo los estamos preparando para que vivan con dignidad y responsabilidad? ¿Con qué esperanza pueden afrontar su presente y su futuro?”.

Fuente: OMPRESS-ROMA

jueves, 2 de febrero de 2017

La Delegación de Misiones de Toledo convoca el Festival de la Canción Misionera 2017

Se celebrará el próximo sábado 25 de marzo, con el lema “Sígueme”, en el Colegio Infantes de Toledo


Cada año se dan cita más de 500 niños, jóvenes y familiares, en un encuentro misionero que es una referencia celebrativa de la Infancia Misionera en Toledo desde hace más treinta años

La Delegación Diocesana de Misiones de Toledo y la Dirección Diocesana de Obras Misionales Pontificias (OMP) en Toledo convocan el Festival de la Canción Misionera 2017, bajo el lema “Sígueme”, que se celebrará en Toledo, en el Colegio de Nuestra Señora de los Infantes, el sábado 25 de marzo por la mañana (de 10:30 a 13:30 horas).

Un festival en el que participarán grupos, parroquias y colegios que año tras año se han involucrado en esta importante cita musical, consolidada en la Archidiócesis de Toledo desde hace más de 30 años.

La inscripción se podrá realizar hasta el miércoles 15 de marzo, en la que se hará constar el título de la canción, el número de participantes y el grupo o parroquia de la que forman parte, entre otros datos. Toda la información estará publicada en la página web www.misionestoledo.org y en el Twitter de Misiones Toledo @misionestoledo.


Para más información los interesados pueden ponerse en contacto con la Delegación de Misiones, por teléfono (925224100, extensión 163) o por correo electrónico (toledo@omp.es).

El Delegado Episcopal de Misiones de Toledo, y Director Diocesano de OMP, Jesús López Muñoz, afirma que, con esta nueva convocatoria del Festival de la Canción Misionera, “ponemos a la Infancia Misionera en estado de misión, para llevar con su alegría y sus cantos el Evangelio desde muchos lugares de la Diócesis de Toledo”. Lo más entrañable, también recuerda López Muñoz, “es que nuestros pequeños misioneros, en esta celebración, quieren recordar y hacer llegar un gran saludo a todos los misioneros del mundo, y en particular a los 142 de Toledo repartidos en varios países del mundo”.

¡No faltes!, te esperamos con tu canción y con tu grupo, porque el Festival de la Canción Misionera es de todos y para todos.


domingo, 22 de enero de 2017

La Archidiócesis de Toledo celebra la Infancia Misionera, pionera en solidaridad entre los niños

La Parroquia “San Julián” de Toledo ha acogido esta mañana la celebración diocesana de la Infancia Misionera


  • El Delegado Diocesano de Misiones y Director Diocesano de Obras Misionales Pontificias, Jesús López Muñoz, ha presidido la celebración de la Infancia Misionera, acompañado del Párroco de San Julián, Jesús Martín Gómez, y del Vicario Parroquial, Pablo Sierra
  • La Delegación de Misiones de Toledo “reconoce y agradece” el trabajo del grupo de la Infancia Misionera de la Parroquia de San Julián, que han animado la celebración diocesana.
La Archidiócesis de Toledo ha celebrado esta mañana, en la Parroquia de San Julián de Toledo, la Jornada de la Infancia Misionera. La Infancia Misionera cumplía precisamente este Domingo 165 años de existencia y de trabajo ininterrumpido en la Archidiócesis de Toledo, reuniendo la actividad de miles de niños y niñas, jóvenes, que colaboran con alegría en esta obra del Papa, que es para toda la Iglesia y que educa a todos los niños del mundo en la solidaridad misionera.

Bajo el lema “Sígueme” en la campaña del 2017 de la Infancia Misionera se recuerda cómo los niños pueden ser también misioneros, “con la mochila de sus vidas al hombro dibujan la bella imagen de quienes se han puesto en camino siguiendo a Jesús”, que en Toledo son 142 misioneros y misioneras repartidos por todo el mundo.

La celebración de la Infancia Misionera en San Julián (Toledo) ha estado presidida por Jesús López Muñoz, Delegado Diocesano de Misiones y Director Diocesano de Obras Misionales Pontificias (OMP), acompañado del Párroco de San Julián, Jesús Martín Gómez, y del Vicario Parroquial, Pablo Sierra. El desarrollo de la misma ha estado animada por el grupo de la Infancia Misionera de San Julián y ha contado también con la colaboración del grupo misionero parroquial, contribuyendo, especialmente los niños y niñas, a aportar alegría y colores, en una eucaristía muy participativa.


El Delegado de Misiones, Jesús López, ha recordado cómo el Arzobispo de Toledo se ha dirigido con un escrito especial a la Infancia Misionera de la Archidiócesis de Toledo, diciéndoles que esta red de niños y niñas “quiere que vosotros os impliquéis en la Misión de la Iglesia activamente, es decir, espabilándose y haciendo algo. ¿Cómo qué? Pues que en colegios –clase de Religión- y en catequesis aprendáis a seguir a Jesús, a acoger a todos los niños que os rodean, a ser sensibles a las injusticias que sufren los niños en todo el mundo, a ayudarles con vuestros pequeños ahorros, oraciones y esfuerzos para que el mundo sea mejor”.

Precisamente López Muñoz, en diálogo con los niños y niñas de la Infancia Misionera, ha compartido cómo trabajan los misioneros y cómo desde la Archidiócesis se ayuda a que muchos niños tengan mejores condiciones de vida, a la vez de logran que conozcan el Evangelio y, con ello, a Jesucristo. “Ahora bien – concluía López Muñoz – la Infancia Misionera la celebramos hoy, pero es vuestro deber el trabajar día a día para que, como niños y niñas, sigáis aportando la alegría que desde el Evangelio habéis conocido, contando con vosotros para vivir cada día en esta Parroquia, y en todas las de la Diócesis, la Infancia Misionera”.

El año pasado la Archidiócesis de Toledo contribuyó a la Infancia Misionera, gracias a la contribución de niños y niñas, con más de 56000 Euros. Desde la Dirección Diocesana de OMP y la Delegación Diocesana de Misiones de Toledo se agradece la colaboración de los niños, de las familias, de las parroquias y de todos aquellos que contribuyen en la Misión de la Iglesia, como los misioneros que desde Toledo han partido a lugares como Sierra Leona, Etiopía, Moyobamba, Uganda.

Más información www.misionestoledo.org



miércoles, 18 de enero de 2017

Escrito del Arzobispo de Toledo para la Infancia Misionera: "UN PAR DE ZAPATILLAS DE DEPORTE"


Queridos chicos y chicas: en este “Padre Nuestro” me dirijo sobre todo a vosotros, desde los 6 ó 7 años hasta los 16 ó 17. Quiero hablar con vosotros sobre la Infancia Misionera. Esta es una Obra del Papa Francisco que desea que haya entre los niños del mundo una ayuda mutua. Desde que nació en Francia en 1843, esta obra de la Infancia Misionera ha formado una red de solidaridad universal, cuyos principales protagonistas son los niños. Pero además, educa en la fe y solidaridad misionera, y educa a los niños y muchachos a seguir a Jesús y a ayudar a otros chicos del mundo. La Infancia Misionera, hay que decirlo muy alto, se adelantó ochenta años a la Declaración de los Derechos del Niño en Ginebra y cien años al nacimiento de UNICEF.

¿Qué quiere la Infancia Misionera, cuya Jornada este año celebramos el 22 de enero? Además de buscar dinero para financiar proyectos con las aportaciones de los niños y muchachos –vosotros- en los territorios de Misión, la Infancia Misionera quiere que vosotros os impliquéis en la Misión de la Iglesia activamente, es decir, espabilándose y haciendo algo. ¿Cómo qué? Pues que en colegios –clase de Religión- y en catequesis aprendáis a seguir a Jesús, a acoger a todos los niños que os rodean, a ser sensibles a las injusticias que sufren los niños en todo el mundo, a ayudarles con vuestros pequeños ahorros, oraciones y esfuerzos para que el mundo sea mejor.

¿Y qué más puedo hacer? Pues participar aquí en la Diócesis de Toledo en las actividades que hace la Delegación de Misiones: Os ha ayudado a preparar la Navidad de una forma misionera, no egoísta; os ha felicitado la Navidad de parte de los misioneros; os ha invitado a llenar la hucha del compartir en la Jornada de la Infancia Misionera y con vuestros ahorros ayudar a otros niños; facilita los encuentros con otros niños; y quiere que participéis en concurso de christmas o en el festival de la “canción misionera”, un poco más adelante. Todo esto, ¿dónde? en tu parroquia o en tu colegio. Espabílate y participa.


A propósito de espabilarse, ahora recuerdo unas palabras del Papa Francisco el verano pasado en Cracovia en la JMJ 2016. Las dirigió a los jóvenes en la vigilia de oración en la noche del sábado 30 de julio. Más o menos dijo esto: Estoy recordando la imagen de los Doce Apóstoles el día de Pentecostés, que ayuda a comprender todo lo que Dios sueña hacer en nuestra vida, en nosotros y con nosotros. Aquéllos Apóstoles pasaron de un miedo a emprender una aventura que jamás habían soñado: de estar paralizados, quietos, a moverse. En este mundo existe una parálisis muy grave, que cuesta mucho descubrir: la parálisis que nace cuando se confunde “felicidad” con un “sofá”. Un sofá que nos ayude a estar cómodos, tranquilos, bien seguros. Un sofá –como los que hay ahora, modernos, con masajes adormecedores incluidos- que nos garantizan horas de tranquilidad para trasladarnos al mundo de los videojuegos y pasar horas frente al ordenador o al móvil. Un sofá que nos hace quedarnos cerrados en casa, sin fatigarnos ni preocuparnos. El “sofá-felicidad” es probablemente la parálisis más silenciosa que más nos puede perjudicar.

Y nosotros hemos venido al mundo a otra cosa, a dejar huella. Y para ello hay que caminar y seguir a Jesús. “Amigos, dice el Papa, Jesús es el Señor del riesgo, del siempre ‘más allá’; no es Señor del confort, de la comodidad”. Para seguir a Jesús, hay que tener una cuota de valentía y animarse a cambiar el sofá por un par de zapatillas de deporte para andar. Hay que llevar el Evangelio a los de cerca y a los de lejos.

¿Te animas? Seguro. No podéis ser unos chavales cristianos aburridos y egoístas, que todo lo tienen resuelto y que se aburren porque no tienen el último video juego, sin hacer ningún esfuerzo en catequesis para ver cómo viven otros niños que no conocen a Jesús o que no tienen qué llevarse a la boca. Me gustaría, pues, animaros con estas palabras del Papa: “Queridos niños: con vuestra oración y vuestro compromiso colaboráis en la Misión de la Iglesia. Os doy las gracias por ello y os bendijo”. Pues eso mismo os deseo yo. 

XBraulio Rodríguez Plaza

Arzobispo de Toledo y Primado de España
Presidente de la Comisión Episcopal de Misiones y de Cooperación con las Iglesias


martes, 17 de enero de 2017

La Infancia Misionera, 164 años de actividad misionera y solidaria en Toledo

La Parroquia “San Julián” de Toledo acogerá el domingo 22 de enero de 2017 la celebración diocesana de la Infancia Misionera presidida por el Delegado Diocesano de Misiones y Director Diocesano de Obras Misionales Pontificias


  • Desde el año 1852 se celebra ininterrumpidamente la Infancia Misionera en la Archidiócesis de Toledo, convirtiéndose en la escuela de solidaridad y misionera para niños más antigua del mundo
  • En el año 2016 la Archidiócesis de Toledo contribuyó con más 56000 Euros aportados por los niños de la Infancia Misionera para proyectos de educación, salud y vida, además de Evangelización, en todo el mundo.
La Archidiócesis de Toledo celebrará el próximo domingo, 22 de enero, la Jornada de la Infancia Misionera que, desde hace 164 años de manera ininterrumpida en la diócesis, reúne la actividad de miles de niños que colaboran con alegría en esta Obra del Papa que es para toda la Iglesia y que educa a todos los niños del mundo en la solidaridad misionera.

Este año el lema de la Infancia Misionera es “Sígueme”, porque “al contemplar el rostro y sentir la ternura de la mirada de Jesús, los niños escuchan con atención la invitación a ser el mejor de sus amigos. Se trata de que los pequeños oigan esta invitación y respondan con prontitud”.

Los niños de la Infancia Misionera descubren que ellos también son misioneros, por ello han estado trabajando los materiales que han recibido de la Infancia Misionera desde las Obras Misionales Pontificias.

Celebración Diocesana, en la Parroquia de San Julián (Toledo)

Este año la celebración diocesana de la Infancia Misionera será en la Parroquia de San Julián (Toledo), en la que habrá una fiesta misionera, donde están convocados todos los niños y niñas de la Archidiócesis de Toledo, con el objetivo de festejar con alegría la Infancia Misionera.

A las 11:30 horas, en la Iglesia de San Julián, dará comienzo la Eucaristía que presidirá el Delegado Diocesano de Misiones y Director Diocesano de Obras Misionales Pontificias, Jesús López Muñoz, culminando con la fiesta misionera. De igual modo se aprovechará la celebración para hacer entrega de los Diplomas de los ganadores diocesanos del concurso de Christmas 2016.

Desde la Delegación Diocesana de Misiones señalan que esta celebración de la Infancia Misionera es un enorme motivo de agradecimiento, para ir descubriendo la alegría de ser “pequeños misioneros” de Jesús, que pueden compartir con otros niños y niñas a través de la oración y de la ayuda económica.

En el año 2016 la Archidiócesis de Toledo aportó, gracias a la contribución de niños y niñas, además de sus familias, más de 56000 Euros, que han sido aportados para proyectos de educación, salud y vida, además de Evangelización, en todo el mundo.

Desde la Dirección Diocesana de OMP y la Delegación Diocesana de Misiones de Toledo se invita a la participación en esta celebración de la Infancia Misionera.