lunes, 10 de julio de 2017

El Delegado Diocesano de Misiones ha participado en el Consejo Nacional de Misiones

El delegado diocesano de Misiones, Jesús López, ha participado en la reunión del Consejo Nacional de Misiones  que ha tenido lugar en la ciudad de Burgos el pasado día 5.


Este Consejo es un organismo de la Conferencia Episcopal Española, cuyos miembros son elegidos por la Asamblea Nacional de Delegados de Misiones y Directores de las Obras Misionales Pontificias (OMP) que, junto con la Comisión Episcopal, formada por cuatro Obispos y el Director de OMP, se reúnen para tratar y asesorar a los Obispos en los temas relacionados con misiones y cooperación entre las iglesias.

El propio delegado explica que el objetivo de este encuentro “ha sido revisar el Plan de Acción de la Comisión Episcopal para el curso 2017/2018, fundamentalmente en temas relacionados con la animación misionera de la Iglesia y la formación de sacerdotes, seminaristas, religiosos y religiosas, y laicos”.

Conclusiones

Se han elaborado una serie de conclusiones entre las que destaca la elaboración de un calendario conjunto con instituciones eclesiales como Manos Unidas o Cáritas, entre otras.

Otra de las decisiones que se va a adoptar está relacionada con la ayuda internacional: “Ha habido una propuesta de emergencia y la elaboración de un protocolo de actuación conjunta de la Iglesia Católica en España para que, ante cualquier emergencia en el mundo, trabajemos y ayudemos de forma conjunta” ha explicado el delegado diocesano.

Curso Pastoral 2017/2018

Entre los retos para el próximo curso pastoral cabe destacar una serie de propuestas que se engloban en las siguientes pautas: apertura a la universalidad, tener en cuenta la interculturalidad, salir de sí mismos (siguiendo las indicaciones del Papa Francisco) y utilizar más las redes sociales para las campañas, cursos de formación, etc.

Jesús López apunta también acerca de la necesidad de fomentar el trabajo misionero en la archidiócesis: “Necesitamos hacer de nuestra diócesis un lugar más misionero, tener más creatividad y audacia para llevar el Evangelio a las periferias, físicas e interiores, del hombre y la mujer de nuestros días”.

Y un último apunte que el delegado diocesano de Misiones quiere recalcar: “Hemos de llevar con alegría el Evangelio y para ello hemos de cambiar la mentalidad y entrar en el campo de la sencillez”.

Fuente: www.architoledo.org